martes, 22 de septiembre de 2009

Cerrar los ojos

Fue un “domingo “, cuando dijiste adiós

a esta vida, tus ojos se cerraron
y el color de tu rostro se torno pálido,
tu alma voló pronto como esta oración.
Dejaste esta tierra dura y silenciosa
que te vistió de pena y de ternura,
te fuiste al cielo como toda diosa
por tener el corazón tierno y alma pura.
La vida es distinta desde tu partida,
los momentos felices se cruzan por mi mente,
te fuiste y me dejaste con la herida
que matará mi alma muy de repente
No volveré a verte nunca más,
y nunca más escucharas mi llanto,
Dios te llevo para llenarte de paz
y desde aquí te ofrezco mi canto.
Descansa en paz y deja tu dolor,
y recibe cada día mi oración,
fuiste mi sueño, mi gran amor
Divino tesoro no me cansare de llamarte,
y en silencio dejare correr mis lágrimas,
mi corazón dolido no permite dejarte,
pues no has muerto, es un sueño nada más.

0 comentarios:

Seguidores

El café de los poetas

El café de los poetas

Archivo del blog

Rincón de firmas

Datos personales

Jovenes Ecuatorianos, miembros de la Casa de la Cultura de la Ciudad de San Francisco de Milagro, en busca de nuevos proyectos, en busca de personas que amen la poesía y lleven el arte de versar en sus venas. Destinados también a organizar Concursos durante todo el año y con ello que todos puedan intercambiar lenguajes poéticos.