viernes, 2 de octubre de 2009

Ritual de otoño

Llevo en mis manos el otoño por senderos
de piedras ancestrales que lloran su tristeza
bajo la tarde en su viaje hacia el crepúsculo.

Un río de congoja se aloja en mis entrañas
dictándome secretos nunca escritos que ponen
cerrojos y candados a la sangre en mi boca.

Soy una menesterosa sombra entre los árboles
que se desnudan de su manto cayendo
por entre las calles las hojas con mis lágrimas.

Y ni la ofrenda del mosto en los lagares
termina con mi aliento de soledad en la penumbra
de los barrios sin gloria de otras muchas ciudades.

Miro el ritual del calendario en las arrugas
de las cepas que se despojan en septiembre
de las uvas dejándose podar después de la vendimia.

En el marco del otoño se encienden candiles
de melancolía en pájaros y niños con aroma
de misterio volcado en los días y en sus juegos.

Todo me habla en el rescoldo del otoño del hombre
que solloza en la laguna dejándose morir a solas
en los campos fúnebres y dorados de noviembre.

El horizonte se dilata en los labios y una lluvia
de ausencia inunda el corazón de asombro
dejando al otoño cubierto de nostalgia y agonía.

0 comentarios:

Seguidores

El café de los poetas

El café de los poetas

Archivo del blog

Rincón de firmas

Datos personales

Jovenes Ecuatorianos, miembros de la Casa de la Cultura de la Ciudad de San Francisco de Milagro, en busca de nuevos proyectos, en busca de personas que amen la poesía y lleven el arte de versar en sus venas. Destinados también a organizar Concursos durante todo el año y con ello que todos puedan intercambiar lenguajes poéticos.