viernes, 2 de octubre de 2009

Sin título

No sé hasta dónde alcanza
la inmensa comprensión con que me miras,
ni con qué voluntad me recompones,
ni cuánta es la amistad que me alimenta;
porque en la infinitud de nuestras penas
compartidas en mar - hecho jirones -
desgarradas en malecón y en quilla;
hay siempre un corazónm que nos da vida
aunque la misma vida se nos fuera.

Hoy me acuerdo de ti.
Viendo morir las olas
en su infinita calma y hermosura;
nadie sabrá jamás que en este duelo
entre arena y espuma,
ahogué en la inmensidad mi pena inmensa
y hallé tanto consuelo.

0 comentarios:

Seguidores

El café de los poetas

El café de los poetas

Archivo del blog

Rincón de firmas

Datos personales

Jovenes Ecuatorianos, miembros de la Casa de la Cultura de la Ciudad de San Francisco de Milagro, en busca de nuevos proyectos, en busca de personas que amen la poesía y lleven el arte de versar en sus venas. Destinados también a organizar Concursos durante todo el año y con ello que todos puedan intercambiar lenguajes poéticos.